Minas Pastora, Encontrada y Cristo del Consuelo. Hellín (Albacete)

El día 29 de Mayo de 2011, gracias a una acción minera a un buen conocido llamado Manuel Morales, seguí la pista de un grupo de minas de mi localidad que nadie conoce y datan de 1900.
Además, gracias a las indicaciones que me dio mi profesora de Ciencias de la Tierra, Milagros López, sobre el paraje de "Prado Piñero" ya que conocía la zona mejor que yo, me encaminé en su búsqueda. Fui por la carretera de Agramón-Las Minas y al cruzar el río entre por un camino que hay a la derecha, conocido como "ruta de Aníbal". Seguí el camino dirección Prado Piñero que se localiza al saltar al otro lado de la Sierra de los Donceles, y a la bajada, justo en la segunda curva a la derecha, me di cuenta al fondo de un cambio de color en el terreno, pero escondido entre la vegetación y pensé que podría ser una antigua escombrera, así que me decidí ir a mirar. Y ¡bingo!, tras ir entre la frondosa vegetación casi a ciegas, llegué justamente a una de las bocaminas. Al ver que encima de esta bocamina, había escombrera llegue a la conclusión de que encima debía de haber otra mina y también acerté. Ésta mina era mucho mas grande aunque la rampa de acceso esta cubierta de vegetación. En las fotos se pueden ver curiosas formaciones por el agua. Mas tarde bajé y continué siguiendo las escombreras y encontré la ultima bocamina que hay en la zona que es mucho mas pequeña ya que solo me llega a la cintura y por la foto de interior de la galería, se está cayendo.
Las minas se localizan en el paraje de Prado Piñero, en la Sierra de los Donceles, en Hellín (Albacete).
Según me comentó Manuel, la sociedad minera La Audaz fue quien llevaba la explotación de estas minas, las minas se llaman "Pastora", "Encontrada" y "Cristo del Consuelo".
La zona es difícil de encontrar, ya que se localiza en la Sierra de los Donceles camuflada de vegetación.
En la zona se pueden encontrar las antiguas escombreras con el color rojizo y amarillo característico. Según un primer vistazo por la zona no encontré gran interés mineralógico en la zona pero sí un gran interés histórico a nivel minero.
Llegué a encontrar piezas de calcita, limonita y goethita sin ninguna singularidad ni belleza.

 

 

Antonio Reolid